Espectaculos Sociales

Los arquitectos paisajistas pueden convertirse en agentes de cambio, pero primero debemos cambiar la forma en que se les enseña

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Por Jeffrey Hou, ASLA

Para abordar el cambio climático, la degradación ambiental y las desigualdades sociales, necesitamos una acción política coordinada y un cambio sistémico a escala global. Con la misión de salvaguardar la salud, la seguridad y el bienestar del público, los arquitectos paisajistas pueden convertirse en importantes agentes de cambio.

Dada nuestra capacidad para trabajar con sistemas sociales y ecológicos a múltiples escalas, los arquitectos paisajistas están en una posición única para lograr un cambio sistémico positivo a nivel local, regional y a través de fronteras temporales y territoriales. Pero para convertirse en verdaderos creadores de cambios, los arquitectos paisajistas también deben adoptar un enfoque más proactivo más allá del negocio actual como de costumbre. Necesitamos trabajar con una red más amplia de socios y aliados. Necesitamos abordar el diseño como una forma de activismo y un vehículo para el cambio.

Para que los arquitectos paisajistas se conviertan en agentes de cambio, debemos cambiar la forma en que se les enseña. En un nuevo informe titulado Diseño como activismo, proponemos un marco que las escuelas de diseño pueden adoptar para crear oportunidades dentro de sus programas para un cambio inmediato y duradero:

Politizar: desarrollar la habilidad y la capacidad de los estudiantes para participar en el proceso político para generar cambios; comprender mejor el lenguaje y los sistemas de poder; aceptar la responsabilidad de los profesionales como ciudadanos comprometidos y como miembros de una democracia.
Hibridar: generar conocimiento y capacidad más allá del núcleo tradicional de la profesión; participar en la colaboración en la investigación, la enseñanza y el servicio con otras disciplinas; aprender de cómo otros campos generan, difunden y aplican conocimientos, y cómo involucran al público y promueven su agenda.
Glocalizar: pensar y actuar tanto a nivel local como global; establecer conexiones con las partes interesadas, incluidas las comunidades, las agencias públicas, las organizaciones cívicas y la comunidad profesional a nivel local y transfronterizo; examinar las intersecciones entre los desafíos locales y globales.
Improvisar: hacer uso de lo que ya existe, incluidos los cursos, el plan de estudios, los programas y otros recursos; utilizar las fortalezas y los activos que ya existen en un programa o una comunidad, incluidas las conexiones y relaciones existentes; Sea táctico y creativo con las oportunidades y circunstancias.
Problematizar: cuestionar supuestos y desafíos que enfrenta una institución o una comunidad; desarrollar una comprensión más profunda de los problemas y adoptar una postura crítica; Hacer de las cuestiones de equidad, justicia y resiliencia en un programa, plan de estudios, institución o comunidad actual el foco de la educación y las acciones.
Autenticar: crear oportunidades para el autodescubrimiento a través del aprendizaje experiencial; desarrollar y apoyar relaciones duraderas para la colaboración con las partes interesadas de la comunidad; trabajar con las comunidades y las partes interesadas en el contexto real con problemas reales.
Emprender: proporcionar a los estudiantes no solo habilidades técnicas sino también conocimientos empresariales; desarrollar asociaciones con programas en campus y organizaciones de la profesión para ofrecer cursos y talleres; proporcionar a los estudiantes habilidades y oportunidades para seguir prácticas alternativas.
(Re) organizar – Examinar críticamente cómo se organizan la educación y las prácticas profesionales en la arquitectura del paisaje; colaborar con las organizaciones del movimiento y encontrar intersecciones críticas de nuestro trabajo; Identificar aliados y formar coaliciones y una mayor capacidad para la profesión.
Democratizar: comenzar por reexaminar la estructura de poder dentro de nuestras instituciones educativas; involucrar plenamente a los estudiantes, el profesorado y la comunidad profesional en la decisión e implementación del programa; asegurar que todas las voces estén incluidas en los cursos, proyectos e iniciativas; desarrollar capacidad en la comunidad con la que trabajamos.
Este marco y las recomendaciones adicionales en el informe se basaron en discusiones en conferencias nacionales, una encuesta en línea y entrevistas con profesionales y líderes de programas en los EE. UU. Exploramos las habilidades y el conocimiento requeridos para los activistas del diseño y los desafíos y oportunidades que enfrenta la integración del activismo del diseño. en la educación en arquitectura del paisaje. Para aprender de los esfuerzos existentes en el campo, examinamos más a fondo los modelos actuales de aprendizaje comprometido que incluían centros de diseño comunitario, asociaciones entre la comunidad y la universidad y programas de aprendizaje-servicio.

Como los programas educativos en arquitectura del paisaje varían en su enfoque, tamaño y organización, y como responden a menudo a diferentes contextos y constituyentes, las propuestas aquí no pretenden ser universales ni exhaustivas. En cambio, le pedimos a cada programa y escuela que evalúe su propia misión y metas y desarrolle estrategias y acciones apropiadas junto con los estudiantes, el profesorado y la comunidad profesional.

Si bien el marco y las acciones sugeridas son específicas de la educación, creemos firmemente que integrar esta misión en el mundo profesional de la arquitectura del paisaje también es esencial. Una transformación más amplia solo puede ocurrir a través de la colaboración entre la educación, la práctica y el compromiso social.

Conozca más sobre el proyecto.

El informe fue el resultado de una beca de la Fundación de Arquitectura del Paisaje para la Innovación y el Liderazgo otorgada a Jeffrey Hou, ASLA, profesor de arquitectura del paisaje en la Universidad de Washington, Seattle, con el apoyo de un grupo de trabajo cuyos miembros incluyen: Kofi Boone, FASLA , Universidad Estatal de Carolina del Norte; Universidad Estatal de Pensilvania Mallika Bose; Chingwen Cheng, ASLA, Universidad Estatal de Arizona; David de la Peña, Universidad de California, Davis; Joern Langhorst, Universidad de Colorado, Denver; Laura Lawson, ASLA, Universidad de Rutgers; Michael Rios, Universidad de California, Davis; Deni Ruggeri, Universidad Noruega de Ciencias de la Vida; y Julie Stevens, ASLA, Universidad Estatal de Iowa.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Leave a Comment

Your email address will not be published.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

You may also like

Leer más…