politiqueando-ch

Graciela Ortiz del PRI, fue la de mayor claridad de ideas, dichas en el tono de la “Iron Girl”

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Los insulsos debates…

Debatieron en Ciudad Juárez X… Panchita Ríos hace berrinche… El empate lo canta Masive Caller… Aquiles Serdán pide auxilio a candidatos… César Duarte puede recuperar sus

Este jueves los candidatos a la gubernatura debatieron en Ciudad Juárez, esto por invitación del resquebrajado Consejo Coordinador Empresarial de la fronteriza, solo invitaron a cinco de los ocho candidatos registrados. No hay muchas novedades, cuatro de los invitados hicieron lo que se esperaba de ellos, fue un evento de y para empresarios, no hay carnita que valga la pena “degustar”.
Nos dedicamos a buscar opiniones y claro que encontramos quienes les aplaudieron a rabiar a tres de los que se presentaron, de los otros dos encontramos mas burlas y criticas que otras cosas.
Como no tiene caso repetir el discurso de los “fans”, mejor solo le contamos lo que criticaron, lo que nos les gustó a varios de los que asistieron a ese “encuentro”, que no debate.
A fuerza de ser sinceros, Graciela Ortiz del PRI, fue la de mayor claridad de ideas, dichas en el tono de la “Iron Girl”, es decir, comentarios dados con toda la información, diagnósticos fríos, planteando ruta de solución, algunos de los que acudieron al foro señalan que todas sus participaciones las hizo sin empatía.
Una fuente jirigrillenta lo explicó muy bien, “era como escuchar a un médico que te está diciendo que te vas a morir de cáncer, y que solo tienes un 10 por ciento de posibilidades de salvarte y que te lo dice como si solo te estuviera diciendo cual va a ser el pronóstico de lluvia de la semana”.
A Maru Campos le reprocharon que siempre se basó en sus fichas, que la mayoría de sus respuestas fueron leídas y que le pasó lo contrario que a Graciela Ortiz, es decir, un uso excesivo de “la simpatía”, del “querer caer bien”.
“Maru desaprovechó el foro, bueno casi todos, se les olvidó quien era el público receptor, a quien le estaban hablando, debió ser más ejecutiva, menos sentimental y demostrar mejor conocimiento propio de los temas de Juárez”, es lo que le señalan en contra.
De Juan Carlos Loera, afirman que en su primera participación se le notó que hizo el intento de ajustarse a las preguntas planteadas, a no verse chairo, a proponer. “Pero le gana su amor al Peje, la ceguera de creer que el país va bien, todas las soluciones están en el Peje y no hay otro camino, otra ruta”.
Claro, Ciudad Juárez es la ciudad más chaira de la entidad, de eso no hay duda, pero el encuentro no era en Anapra o en “La Chaveña”, con beneficiarios de los programas populistas de la Tde5ª, era con los empresarios, con los hombres de negocios y empresas, con quienes están preocupados del rumbo que lleva el país y de como las cosas pintan de la jodida.
Por su parte Alfredo Lozoya, “El Caballo”, se puede decir que es el candidato que más opiniones diversas generó, por su desfachatez, por el hecho de que se reía a carcajada abierta cuando participaban los demás, por ser el que trató de empatar con el publico target del evento.
El ejercicio le debió de servir al “Caballo” y a sus asesores, para entender que lo por él realizado en Hidalgo del Parral, se ve demasiado pequeño para el resto del Estado, pues Parral no es “la capital del mundo” y que él debe de trabajar mucho más en la presentación de propuestas más claras y que sean de alcance estatal, no solo para solucionar problemas de un barrio de un municipio que no todo mundo conoce.
Alejandro Díaz fue el candidato desconcertante de esa reunión, “lo invitaron por sus relaciones con algunos de los organizadores del evento y nada más”, eso lo comentan los propios asistentes, quienes entienden a la perfección que el médico y empresario tiene cero probabilidades de ganar la gubernatura.
Para colmo, el doctor al parecer creía que el foro del Consejo Coordinador Empresarial de Juárez, era una entrevista par conseguir trabajo como director de relaciones públicas de alguna trasnacional o para ser profesor de idiomas de algún colegio privado.
“Algunos no se aguantaron la risa cuando el candidato empezó a hablar en inglés, en rarámuri y en árabe, le faltó hablar en chino, en ruso y en esperanto, de plano se perdió, demostró su absoluta inocencia en los temas políticos”, comentaron.
Digamos pues que esos son los saldos negativos de ese encuentro de los candidatos con los empresarios de la fronteriza; insistimos, saldos positivos no hay muchos, pues solo les gustaron a los que ya les gustaban y siguieron sin gustarle a los que no les gustan…

La Jiribilla vamos a barrer con todos
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Leave a Comment

Your email address will not be published.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

You may also like

Leer más…