Local

Chihuahua es el octavo estado con mayor pérdida de agua por sequía

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

La presa La Boquilla es una de las más afectadas por la falta de lluvias y por estar involucrada en el pago del Tratado Internacional de Agua

Ricardo Holguín |

Tras la intensa sequía que se ha extendido por varios territorios de la República Mexicana, el estado de Chihuahua se ha posicionado en el lugar número ocho de la lista de los 10 estados con mayor pérdida de agua en el almacenamiento de las presas debido a la falta de lluvias y otros factores.

Conforme a las estadísticas que realiza la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Chihuahua tiene una capacidad total de almacenamiento en 10 presas, de 3 mil 907 hectómetros cúbicos de agua, sin embargo al último muestreo realizado al 9 de junio, los niveles se mantenían en 834.45 hectómetros cúbicos, es decir a un 21% de su capacidad.

El estado con mayor afectación en el país por la pérdida de los niveles de las presas es Sinaloa, con un 6% total de su almacenamiento en 11 presas, toda vez que de 15 mil 126 hm3 de capacidad total, actualmente tienen un registro de 978 hm3 de agua en 11 presas, que es el doble de lo que actualmente se encuentra resguardado en la presa La Boquilla en Chihuahua.

La presa La Boquilla, en el municipio San Francisco de Conchos, es una de las más afectadas por la falta de lluvias y por estar involucrada en el pago del Tratado Internacional de Agua, que la mantiene en una capacidad del 20% de almacenamiento, es decir 594 hm3 de agua de 2 mil 893 hm3 de su capacidad.

El segundo estado con mayor afectación es Chiapas, con 9 mil 976 hm3 de falta de capacidad en cinco presas; le sigue Oaxaca, con un faltante de 7 mil 134 hm3 de agua; Jalisco, con 6 mil 433 hm3; Sonora, con 5 mil 763 hm3; Michoacán, con 5 mil 355 hm3 y Tamaulipas en el lugar séptimo con 4 mil 982 hectómetros cúbicos de agua faltante para el almacenamiento total de sus respectivas presas.

De las 10 presas que contempla como “relevantes”, la Comisión Nacional del Agua en el estado de Chihuahua informa que el promedio ronda entre el 10 y 30% del nivel de capacidad total de almacenamiento, y de acuerdo con el comportamiento de los reportes diarios que se generan en esta dependencia, la tendencia sigue a la baja.

Actualmente los niveles de las presas se mantienen en Abraham González, en el municipio de Guerrero, a un 25% de capacidad; en la ciudad de Chihuahua, las presas Chihuahua y El Rejón se encuentran al 48% y 49% de almacenamiento, respectivamente; El Granero, en el municipio de Aldama, está al 33% y El Tintero, en Buenaventura, al 14% de capacidad.

La presa más extensa, La Boquilla, se mantiene al 20%; Las Lajas, en Buenaventura, al 5%; Las Vírgenes, en Rosales, al 15%; Pico del Águila, en Coronado, al 53% y Piedras Azules, en Allende, se mantiene al 49% de su almacenamiento total.

Actualmente el estado de Chihuahua cuenta con un 73.3% del territorio considerado como en una sequía severa (D2), que es la categoría mediana de las afectaciones más importantes, estando por debajo de la sequía excepcional (D4) que es la más intensa, y en segundo lugar la sequía extrema calificada como “D3”.

La escasa humedad en los niveles más bajos de la atmósfera en el noroeste del país provocó el incremento de áreas con sequía, de severa a extrema (D2-D3), en Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Durango, Coahuila (sur), Zacatecas, Nayarit, Jalisco, Colima y Michoacán (sur). En Quintana Roo y Campeche (sureste) persisten las precipitaciones por debajo del promedio, por lo que la condición anormalmente seca (D0) incrementó al finalizar mayo.

Al 31 de mayo de 2021, el porcentaje de área con sequía de moderada a excepcional (D1 a D4) en México fue de 72.63 %, ligeramente menor (3%) que lo cuantificado al 15 de mayo del mismo año.

Al momento, el Servicio Meteorológico Nacional no cuenta con posibles precipitaciones para el estado de Chihuahua durante los próximos días, por lo que posiblemente las condiciones climáticas continúen en un periodo de al menos quince días. La Sader reporta pérdidas de hasta el 90 por ciento en cultivos de maíz, frijol, papa, y sorgo forrajero, en los municipios de Guachochi , Balleza, Guadalupe y Calvo; de producir más 60 mil hectáreas en una temporada regular, se pasó a cerca de seis mil en las tres localidades, hay afectaciones en casi 22 mil productores de los cuales se tiene registro que el 80 por ciento son indígenas y en su mayoría producen menos de cinco hectáreas, prácticamente para autoconsumo según lo reportado por el distrito. Afecta sequía 90% de cultivos de la región sur de ChihuahuaLa Sader reporta pérdidas de hasta el 90 por ciento en cultivos de maíz, frijol, papa, y sorgo forrajero, en los municipios de Guachochi , Balleza, Guadalupe y Calvo; de producir más 60 mil hectáreas en una temporada regular, se pasó a cerca de seis mil en las tres localidades, hay afectaciones en casi 22 mil productores de los cuales se tiene registro que el 80 por ciento son indígenas y en su mayoría producen menos de cinco hectáreas, prácticamente para autoconsumo según lo reportado por el distrito.

Saúl Carbajal, jefe de la Sader en el distrito que integra, Balleza, Guachochi y Guadalupe Y Calvo, informó que con la sequía y las lluvias escasas que se han presentado en los últimos dos años, los cultivos de temporal de maíz, en sus dos variantes, blanco y amarillo, frijol, papa, sorgo forrajero y avena bajó un 90 por ciento en la producción recogida en octubre y diciembre del año pasado.

Explicó que en años pasados se llegaron a recoger en Balleza cerca de nueve mil hectáreas de los cultivos mencionados, asimismo un aproximado de 26 mil en Guachochi y 25 más en Guadalupe y Calvo.

De las cuales, en octubre y diciembre del año pasado solo se cosecharon un total de seis mil hectáreas en las tres localidades mencionadas anteriormente.

Detalló que en Balleza alrededor de dos mil 800 productores resultaron afectados por la sequía que extinguió prácticamente todo el cultivo de temporal, mientras que esa cifra se supera en Guachochi, siendo la localidad que más resintieron las condiciones climatológicas donde unos 10 mil 600 agricultores vieron secarse sus tierras, en segundo puesto permanece Guadalupe y Calvo con ocho mil 500 con daños.

Según explicó, cerca del 80 por ciento de los casi 21 mil 900 productores que hay en el distrito son indígenas que producen para el autoconsumo, es decir que no recogen más de cinco hectáreas.

Lo producido se distribuye en los hogares para comer, en el caso del frijol, mientras que el maíz se utiliza para alimentar al ganado con el que cuentan.

Añadió que este año va a impactar en los precios de los insumos para el ganado, dado que en 2020 una paca de 500 kilos de rastrojo, valía 700 pesos, hoy anda en mil 400, un incremento del doble que repercute en las vacas de la región.

Según lo expuesto por el entrevistado, en Balleza hay cerca de 465 mil 209 cabezas de ganado, luego Guadalupe y Calvo con 484 mil 424 después Guachochi 210 mil 486.

Expuso que la manutención se está volviendo prácticamente imposible, ya que no se cuenta con el recurso, que desemboca en el aumento de la venta de ganado ante la imposibilidad de criarlo, lo que repercute en los precios de la “Res en Pie” han bajado.

DELICIAS

Por sequía y falta de agua desaparecerán establos lecheros

Según lo comentó un productor de la región, al haber una necesidad de vender las reses, los costos llevan una tendencia a la baja por la ley de la oferta y la demanda, ya que el kilo de res en pie se pagaba hasta 28 pesos y ahora anda en 18 aproximadamente.

Ahorita no tenemos reportes de pérdidas de ganado, pero si no llueve este año, hablamos que para finales de año, sería una pérdida mínima de 50 por ciento entre muertes y ventas

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Leave a Comment

Your email address will not be published.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

You may also like

Leer más…