Local Sociales

Los que no piden licencia, no quieren perder ni un centavo y menos el cheque de tan jugosa nomina en congreso local y los otros del congreso de la Unión

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Ahora tocó el turno a la diputada Marisela Terrazas, pidió licencia para separarse de su cargo, con el fin de dedicarse de lleno a la campaña mediante la cual pretende repetir en el Congreso. La Ley no le obliga a pedir licencia, pero ella dijo que ser candidata es una responsabilidad muy fuerte que amerita tiempo completo, además de ser un acto de respeto a la ciudadanía.

Ese mensaje fue muy duro contra otros diputados que están en abierto proselitismo. Porque si bien la Ley no prevé que se separen del cargo, la congruencia de la que habla la legisladora Terrazas es algo que a muchos sí les falta.

En el Cabildo, por ejemplo, Alfredo Chávez que aspira a ser diputado local, también solicitó licencia y lo hizo bajo los mismos parámetros, pues admitió que intentar ser servidor público y hacer proselitismo al mismo tiempo, es algo equivocado.

Ojalá el ejemplo lo tomen el resto de los servidores públicos que están en campaña, o que están por empezarla. Nombres hay muchos, Miguel Riggs en el Congreso de la Unión; Rocío González y Georgina Bujanda en el Congreso del Estado; Cruz Pérez Cuellar en el Senado, por poner algunos ejemplos.

Las campañas de aspirantes a alcaldes, regidores, síndicos y diputados locales, ya está por comenzar; inician el 29 de abril, y aunque tendrán muy poco tiempo para mostrarse ante los ciudadanos, las campañas se advierten bastante intensas.

En total se elegirán, en el estado de Chihuahua: 67 presidentes municipales, 714 regidores, 22 diputados por mayoría relativa y 11 de representación proporcional, así como 67 sindicaturas y 1 gobernador o gobernadora.

Así que, chamba habrá de sobra para las autoridades electorales, para los partidos políticos, y hasta para el ciudadano, porque aprenderse tanto nombre y convencerse por alguno para votar el 6 de junio, será complicado.

El regidor Rubén Castañeda se puso muy creativo y comenzó a indagar gastos de esta administración; al parecer usará la información para evidenciar que la obra pública es la menor de las últimas administraciones, a pesar de que se tiene el mayor presupuesto de la historia.

Dice que este gobierno es el que menos inversión le ha dado a la obra pública. En 2019 el monto fue de 442 millones de pesos; para 2020 la cifra aumentó a 587 millones de pesos, aunque seguía siendo muy baja la suma; y en este 2021 sólo autorizó 335 millones de pesos, la cifra más baja de toda la administración y por mucho la cifra más baja de cualquier administración anterior.

Rubén Castañeda es uno de los principales críticos del Ayuntamiento, no por nada la gente cree que él es el coordinador de Morena, aunque en realidad es Sebastián Torres, que casi no habla, y cuando lo llega a ser, no emite críticas.

Y ahora que quiere ser diputado local, Castañeda usará toda su artillería para posicionarse. Y como luego dicen, en la guerra y en la política, todo se vale.

Aunque la familia no se elige, alguna hace mucho daño, y justo eso es lo que está padeciendo Yuri Zapata Leos, aspirante a presidir el Instituto Estatal Electoral tras la salida de Cata Espino.

Resulta que su parentesco con Jaime García Chávez le está afectando más de lo esperado, pues lo conminaron a declinar su aspiración porque pudiera eso generar conflicto de intereses, ya que García Chávez es un eterno aspirante al poder, además de generar pleitos jurídicos muy seguido.

Yuri se defendió, por supuesto, afirma que García Chávez ni siquiera es candidato y además el ya cumplió con todos los requisitos que la convocatoria establecía, así que al menos debían dejarlo participar y legitimar si aspiración.

La elección será hoy. En sesión ordinaria los consejeros del Instituto Nacional Electoral debatirán cual es el mejor perfil, y los finalistas son precisamente Víctor Yuri Zapata Leos y Christian Yaneth Zamarripa Gómez, de ellos se ungirá el nuevo Presidente del IEE.

Algunos se preguntan porque cambiar de presidente en medio de una elección y, esto obedece al fallecimiento de Arturo Meráz, y aunque Claudia Espino ocupó el cargo, sólo fue de forma interina, el reglamento indica que debe haber elección de Presidente para desarrollar la jornada electoral.

Podríamos decir que era lo único que faltaba, pero sin duda nos equivocaríamos. Ahora el Presidente se aventó la vacilada de que la prensa Fifi, y los políticos de oposición, están orquestado a Médicos para que protesten en su contra.

Amlo sostiene que desde la prensa se está manipulando la información para que los médicos se enojen con él; además afirma que ahora los médicos privados deberán esperar su turno por edad para ser vacunados, porque, según él, no caerá en chantajes.

Como luego dicen, no hay peor ciego que el que no quiere ver. Porque cabe recordar que fue a petición del Gobierno Federal que los hospitales privados comenzaron a atender Covid-19, gracias al convenio que suscribieron la Asociación Nacional de Hospitales Privados A.C. y el Consorcio Mexicano de Hospitales, con el sector Salud.

Ese convenio se signó en abril del año pasado, y se denominó “Juntos contra el Covid-19”, es más, en noviembre del año pasado, el mismo Presidente anunció en su conferencia de prensa matutina que los hospitales privados atenderán a pacientes graves de Covid-19, gracias a una ampliación del convenio.

Lo raro es que ahora que quieren la vacuna, les dice que los están manipulando desde la prensa, los políticos de oposición.

El regidor Rubén Castañeda se puso muy creativo y comenzó a indagar gastos de esta administración; al parecer usará la información para evidenciar que la obra pública es la menor de las últimas administraciones, a pesar de que se tiene el mayor presupuesto de la historia.

Dice que este gobierno es el que menos inversión le ha dado a la obra pública. En 2019 el monto fue de 442 millones de pesos; para 2020 la cifra aumentó a 587 millones de pesos, aunque seguía siendo muy baja la suma; y en este 2021 sólo autorizó 335 millones de pesos, la cifra más baja de toda la administración y por mucho la cifra más baja de cualquier administración anterior.

Rubén Castañeda es uno de los principales críticos del Ayuntamiento, no por nada la gente cree que él es el coordinador de Morena, aunque en realidad es Sebastián Torres, que casi no habla, y cuando lo llega a ser, no emite críticas.

Y ahora que quiere ser diputado local, Castañeda usará toda su artillería para posicionarse. Y como luego dicen, en la guerra y en la política, todo se vale.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Leave a Comment

Your email address will not be published.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

You may also like

Leer más…